jueves, 22 de octubre de 2009

Pruebas para diagnosticar TDH

Jessica Pineda Segovia
M. Ángeles Navarrete Chávez
Mtra. Patricia Nájera
Diagnóstico Médico:
Resultado al que llega un profesional de la Medicina (Pediatra, Psiquiatra o Neurólogo), tras haber realizado diversas pruebas médicas mediante las cuales puede distinguir, de entre otros posibles diagnósticos, el que corresponde al caso en estudio.

Para poder confirmar este diagnóstico (TDAH) y distinguirlo de otros posibles problemas médicos, se suelen realizar las siguientes pruebas, además de las anteriormente citadas:

Electroencefalograma simple (para detectar presencia de focos de epilepsia)
Electroencefalograma cuantificado (cartografía)
Tomografía (escáner) (para detectar posibles tumores)
Análisis cromosómico (para descartar otros problemas neurológicos, como el síndrome de X frágil o Simth-Magenis))

Diagnóstico Psicológico:
Resultado al que llega un profesional de la Psicología (Psicólogo o PsicoPedagogo), tras haber realizado diversas pruebas psicotécnicas y valorado las características del contexto familiar y escolar, mediante las cuales puede distinguir, de entre otros posibles diagnósticos, el que corresponde al caso en estudio.

Para poder confirmar este diagnóstico (TDAH) y distinguirlo de otros posibles problemas psicológicos que pueden confundirse con el TDAH, se suelen realizar las siguientes pruebas, además de las anteriormente citadas:

Evaluación del Nivel de Desarrollo Intelectual (los niños de bajo Cociente Intelectual se comportan de forma parecida)
Evaluación de las Habilidades y Aptitudes Atencionales (para distinguir los niños Hiperactivos de los Inatentos)
Evaluación de Niveles de Ansiedad y Estrés (los niños bajo estrés crónico se comportan de forma parecida)

Algunas de estas evaluaciones se pueden Realizar por medio del Test WISC-R y por medio de un test de estrés
por: Hernández Hernández María De Jesús Rivera Bonilla Maria Guadalupe
PRUEBA (S) a utilizar en la valoración de “Niños Talentosos –superdotados-“



Los recursos psicométricos que analizamos como equipo, fueron tomados, únicamente como teoría introductoria de los mismos, de los autorres: Ma. Dolores Prieto Sánchez y Juan Castejón Costa (Editores), quienes mencionan:

“Las distintas pruebas objetivas, normalizadas y estandarizadas, son indispensables para contrastar las valoraciones obtenidas por la familia, los docentes o los mismos compañeros, sobre aspectos relacionados con las posibles aptitudes excepcionales de un determinado alumno o alumnos. Suele ser el psicopedagogo el que planifica junto con el profesor la evaluación psicopedagógica orientada a recoger la información sobre la personalidad, las aptitudes y el rendimiento del alumno.

Los recursos psicométricos de que dispone el Psicopedagogo pueden ser de tres tipos: test de inteligencia, de creatividad y de aptitudes específicas.”


Entre los test de inteligencia más utilizados, decidimos utilizar el WISC para niños de Educación Primaria.,

Para ello mencionaremos que esta prueba está dentro de las Escalas de WECHSLER

“La concepción psicométrica de Weschler sobre la inteligencia considera a ésta constituida por un conjunto de aptitudes relacionadas con el éxito académico. Recoge en sus test los clásicos factores de la inteligencia. La fuerte carga de los factores verbales y lógico/matemáticos, hace sospechar que sea una prueba excesivamente escolar. La necesidad de tener conocimientos previos para resolver algunas situaciones del test, podría ser una desventaja para los alumnos desfavorecidos” (Priego Sánchez, 2000).

miércoles, 21 de octubre de 2009

TRASTORNO POR DÉFICIT DE ATENCIÓN CON HIPERACTIVIDAD

POR
Quilantán Guzmán Gadiel Isaí
Rodríguez Gutiérrez Silvia
Pérez Sánchez Elizabeth
Trastorno por déficit de atención con hiperactividad
El Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH) es un
síndrome conductual con bases neurobiológicas y un fuerte componente genético.[2] Es una enfermedad muy prevalente que, según estimaciones, afecta entre un 5 y un 10% de la población infanto-juvenil,[3] [4] siendo unas 3 veces más frecuente en varones.[2] No se han demostrado diferencias entre diferentes áreas geográficas, grupos culturales o niveles socioeconómicos. Representa entre el 20 y el 40% de las consultas en los servicios de psiquiatría infanto-juvenil.[2]
Se trata de un trastorno neurológico del comportamiento[5] caracterizado por distracción moderada a severa, períodos de atención breve, inquietud motora, inestabilidad emocional y conductas impulsivas. Tiene una muy alta respuesta al tratamiento, aunque se acompaña de altas tasas de comorbilidad psiquiátrica. Según el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM-IV): "Habitualmente, los síntomas empeoran en las situaciones que exigen una atención o un esfuerzo mental sostenidos o que carecen de atractivo o novedad intrínsecos (p. ej., escuchar al maestro en clase, hacer los deberes, escuchar o leer textos largos, o trabajar en tareas monótonas o repetitivas)".
Esta disfunción neurobiológica fue reconocida primero en la edad infantil. Sin embargo, en la medida en que fue mejor comprendida, se reconoció su carácter
crónico, ya que persiste y se manifiesta más allá de la adolescencia. Los estudios de seguimiento a largo plazo han demostrado que entre el 60 y el 75% de los niños con TDAH continúa presentando los síntomas hasta la vida adulta.[6]
Históricamente esta enfermedad ha recibido distintas caracterizaciones e innumerables denominaciones, lo que dificulta las consultas de la literatura especializada (ver cuadro). Cabe agregar que el acrónimo inglés ADHD (Attention-Deficit Hyperactivity Disorder) es ampliamente utilizado para referirse a este síndrome.

Trastorno de ansiedad

POR:
ESPINOSA MORA ALEJANDRO
TAPIA RUIZ SHAFIK


El síntoma fundamental es la ansiedad, que es persistente en el tiempo (dura más de 6 meses) y generalizada, sobre una amplia gama de acontecimientos o actividades (como el rendimiento laboral o escolar), no estando restringida a una situación en particular como en las fobias ni presentándose exclusivamente en forma de crisis, como en el caso de las Crisis de Pánico. El estado de ansiedad es casi permanente, oscilando levemente durante el transcurso del día y afectando la calidad del sueño.
La ansiedad esta asociada muy frecuentemente a preocupaciones excesivas (llamada expectación aprensiva). Por ejemplo: miedo a que algún familiar cercano o la misma persona que sufre este trastorno puedan tener un accidente, enfermarse o morir. A la persona le resulta difícil controlar este estado de constante preocupación.
La ansiedad y preocupación se asocian a 3 o más de los siguientes síntomas:
• Nerviosismo, inquietud o impaciencia
• Fatigabilidad (cansancio) fácil
• Dificultad para concentrarse o poner la mente en blanco
• Irritabilidad
• Tensión muscular, temblor, cefalea (dolor de cabeza), movimiento de las piernas e incapacidad para relajarse
• Alteraciones del sueño: dificultad para conciliar, mantener el sueño o sensación al despertarse de no haber descansado bien (sueño no reparador)
• Sudoración, palpitaciones o taquicardia, problemas gastrointestinales, sequedad de boca, mareos, hiperventilación (aumento del número de respiraciones por minuto)
La ansiedad, la preocupación o los síntomas físicos provocan un malestar significativo o deterioro en las relaciones familiares, sociales, laborales o de otras áreas importantes de la actividad de la persona.
video

DISLALIA

POR JANET MARTINEZ RUIZ
NANCY LOPEZ
VERONICA
Gallego, O. J (1999). Define las dislalias como “un trastorno en la articulación de los fonemas, que se caracterizan por una dificultad para pronunciar de forma correcta determinados fonemas o grupos de fonemas de la lengua.”

Este problema no excluye a ningún fonema, es decir puede afectar a cualquier consonante o vocal, así pues el lenguaje de un niño que presenta estos trastornos, si se encuentra muy afectado al extenderse a varios fonemas, puede llegar a hacerse incoherente.

A continuación se cita la explicación de los órganos que intervienen en la articulación de acuerdo a Pascual, P (1998):

Según este autor, el habla se ve perturbada cuando alguno o varios de los órganos no funcionan de manera adecuada, y debido a que éstos están interrelacionados, el mal funcionamiento de uno de los órganos afectará a los demás. De esta manera, dicho autor considera que el cúmulo de órganos que entran en juego al momento de articular el lenguaje se clasifican en:

• Órganos de la respiración.
Los órganos de la respiración que intervienen en el proceso de la articulación son los pulmones, bronquios y la tráquea, siendo los primeros los que tienen una función primordial. La respiración por un lado, aporta el oxigeno necesario a la sangre, y por otro, proporciona la cantidad de aire necesaria para poder realizar el acto de la fonación y operar los órganos articuladores.

DESVENTAJA SOCIOCULTURAL

INTEGRANTES SALGADO GONZALES ODALIZ Y VILLANUEVA ROMERO KARINA M.
Trabajaremos con un niño en situacion de calle de 12 años , que por su condicion se encuentra dentro de los niños que son considerados con desventaja sociocultural y que entran en la clasificacion de niños con necesidades educativas especiales.se aplicara una bateria de evaluacion que incluye: ficha de identificacion,entrevista,pruebas proyectivas:dibujo de la figura humana, dibujo de la familia,dibujo del arbol,y la prueba del lenguaje oral(M.E.N.H)Este programa de intervencion tiene como objetivo tratar de ayudar al niño a mejorar su autoestima y facilitarle la relacion con los otros,se planea elaborar un probable diagnostico que nos permita obtener un panorama general del desarllo del niño.

martes, 20 de octubre de 2009

El síndrome de Dubowitz


por:

Guerrero Estrella Coral
Romero Guerrero María

El síndrome de Dubowitz es una enfermedad del desarrollo muy rara, caracterizado por el retraso del crecimiento pre y posnatal, la estatura corta y características faciales y físicas inusuales.

Las características físicas asociadas al síndrome de Dubowitz incluyen: frente amplia, puente nasal prominente, ptosis palpebral (párpados caídos), blefarofimosis (hendidura palpebral corta), epicantus (dobleces adicionales de la piel en las esquinas internas de los ojos), hipoplasia (desarrollo incompleto o defectuoso) de cejas, arcos superciliares aplanados, nariz ancha, micrognatia (mandíbula anormalmente pequeña), paladar hendido (cierre incompleto de la bóveda del paladar), úvula bífida, displasia (desarrollo anómalo de tejidos u órganos) de orejas, retraso mental moderado y eczema sobre todo en cara y miembros, seno pilonidal (granuloma subcutáneo que contiene pelos,se infecta y fistuliza (fístula es la comunicación anormal entre dos órganos internos o hacia la superficie corporal), fístula que con frecuencia tiende a recidivar (recidiva es la aparición de una enfermedad en un individuo, que ya ha padecido ésta hace algún tiempo), después del tratamiento quirúrgico, cabello escaso, edad ósea retrasada, hipospadias (apertura urinaria, meatus, se pueden colocar anormalmente en el superficie inferior del pene), criptorquidia (uno o ambos testículos no pueden descender al escroto), sindactilia (fusión congénita o accidental de dos o más dedos entre sí) entre el segundo y tercer dedo de los pies y retraso en la erupción dental.